La stablecoin UST de Terra cae a su mínimo histórico mientras el mercado de criptomonedas se tambalea últimamente. La moneda, que debía estar cerca de 1 dólar, ha caído hasta el nivel de 0,70 dólares, a pesar de la gran suma ingresada de las reservas. Los expertos creen que la caída debe analizarse con este criptoinvierno en curso, más que con la capacidad de la stablecoin de aguantar a corto plazo.

Las stablecoins suelen ser los vehículos de cobertura en el mercado de las criptomonedas, ya que existe el temor a la volatilidad. Comúnmente, las stablecoins actúan como un puente entre DeFi y TradFi y son responsables de la liquidez significativa de las inversiones institucionales. Las stablecoins más populares, como USDT y USDC, están respaldadas por el efectivo y las reservas en el banco.

A diferencia de estas stablecoins, la UST de Terra mantiene la totalidad de sus operaciones con DeFi y mantiene su valor cercano a $1 a través de conexiones algorítmicas con el token nativo de la red LUNA. El valor se mantiene estable con un proceso de minería especializado de LUNA que requiere la quema de UST, y este algoritmo implica varios otros pasos para mantener el valor tan estable y cercano a $1 como sea posible.

Las caídas de precios de UST están diseñadas para estabilizarse siguiendo los procedimientos normales del mercado libre. Cuando un comprador obtiene UST por 0,99 dólares y lo vende por 1 dólar, el beneficio teóricamente estabiliza el precio de la moneda. Sin embargo, el éxito teórico parece no haber funcionado en la realidad, ya que el token exploró nuevas profundidades en la caída del precio este fin de semana.

La caída fue impactante para la stablecoin, ya que el mercado de criptomonedas no pudo aguantar muy bien la llegada del invierno. Según los informes, la capitalización del mercado de criptomonedas cayó de 1,8 a 1,4 billones de dólares en los últimos cinco días. Tras esto, el precio de UST en Coinbase cayó hasta 0,65 dólares.

La Guardia de la Fundación Luna ha estado trabajando en los últimos meses en una estrategia de reserva en caso de que el algoritmo no logre mantener el valor. Desde el 3 de mayo, la fundación compró Bitcoin, Avalanche, UST y LUNA por un valor aproximado de 4.000 millones de dólares para las reservas. En una semana desde entonces, la fundación tuvo que enfrentarse a la misma situación que preveía desde hace meses.

La fundación votó a favor de un préstamo de 750 millones de dólares justo cuando el precio alcanzó los 0,985 dólares para una defensa proactiva contra una mayor caída. Sin embargo, no ha supuesto una gran diferencia, y el UST cayó un 6% en sólo una hora anoche. El LFG está planeando aumentar la cantidad del préstamo a 1.500 millones de dólares en una necesidad desesperada de mantenerse firme. Además, los expertos aún no saben si es el resultado de un fallo innato o de la reciente caída del mercado de criptomonedas.