La semana comenzó con el dólar estadounidense por las nubes. El refugio seguro superó brevemente sus máximos de 20 años frente a varias divisas, ya que la Fed indicó que los tipos de interés serían altos durante algún tiempo más.

Según Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, los tipos de interés ayudarán a bajar la inflación. Incluso el índice del dólar, una herramienta utilizada para medir el comportamiento del dólar frente a otras divisas, alcanzó su máximo de dos décadas en 109,48.

Sin embargo, el índice retrocedió tras el desarrollo de la sesión europea. Se mantuvo firme en un 0,5% frente al yen, mientras que el yuan cruzó la referencia de 6,9 por dólar. Varios corredores de comercio de divisas señaló que la libra también alcanzó un nuevo mínimo frente al dólar en los últimos dos años y medio.

On the other hand, the euro gained some ground, lasting up to 0.3% at 0.9993 dollars. A major reason behind this was the comments of the European Central Bank, lifting expectations for a September rate hike.

Powell talked about the rate hikes at the central banking conference in Wyoming. With inflation running at 3x times the 2% ideal goal, the Fed will maintain the interest rates for some time.

El mercado financiero aumentó las apuestas por una agresiva subida de tipos en el próximo mes. Las probabilidades de una subida de 75 puntos han aumentado hasta el 70%, ya que los rendimientos del Tesoro estadounidense se han disparado. Por otra parte, los rendimientos de los bonos a dos años han alcanzado un máximo de 15 años en el 3,49%, lo que ha reforzado al dólar.

Del mismo modo, también aumentaron las expectativas de una subida de tipos del euro en septiembre. Isabel Schnabel, miembro del consejo del BCE, declaró que la pérdida de confianza de los bancos centrales les llevará a frenar la inflación de forma contundente, aunque provoque una recesión.

As most central banks show hawkish tendencies, traders and investors keep a keen eye on the market to maintain their portfolios.