En las últimas semanas, las lluvias torrenciales del monzón provocaron inundaciones devastadoras que dañaron gravemente algunas zonas de Pakistán. Como consecuencia, miles de personas de Punjab, Baluchistán, Sindh y Khyber Pakhtunkhwa han emigrado de sus hogares a refugios.

La zona más afectada de Pakistán fue Swat, también llamada Mini Suiza. En las zonas afectadas de Swat no hay servicios básicos como buenas carreteras, electricidad e Internet, lo que las desconecta del resto del país. Los mercados, los pueblos e incluso los hogares se vieron gravemente afectados y destruidos.

Unicef informa de que alrededor de 33 millones de personas, entre ellas unos 16 millones de niños, se han visto afectadas por las devastadoras lluvias, inundaciones y corrimientos de tierra. Hasta ahora, hasta 7 millones de personas han sido desplazadas temporalmente.

La plataforma de intercambio de criptodivisas líder en el mundo, LBank, llevó recientemente sus esfuerzos humanitarios a las comunidades de Pakistán. El criptointercambio hizo donaciones a diferentes pueblos y visitó a algunas de las personas afectadas.

En respuesta a la petición de donaciones, el Equipo de LBank Pakistán tomó la iniciativa de apoyar a las familias afectadas, entregando suministros y servicios de emergencia inmediatos a las comunidades.

El director general de la bolsa, Allen Wei, se solidarizó con Pakistán. «LBank está con Pakistán en este terrible momento. Nuestros pensamientos y oraciones están con los que perdieron a sus seres queridos, las numerosas familias desplazadas y los afectados.»

Allen Wei también instó a los particulares y a las organizaciones a dar un paso adelante y a hacer donaciones generosas al pueblo pakistaní. Les animó a contribuir de todas las formas posibles y a echar una mano para acelerar los esfuerzos de ayuda a las inundaciones en Pakistán.