La inversión en criptodivisas puede ser tan arriesgada como rentable. La naturaleza volátil del mercado de criptomonedas hace posible que usted lo pierda todo en cuestión de horas o que se haga de por vida en unos pocos minutos. Estos acontecimientos dependen de lo bien que entiendas el concepto de gestión de riesgos en el mercado de las monedas. Todo proyecto de criptomonedas, ya sea antiguo o nuevo, tiene su parte de riesgo asociada. La capacidad de mitigar los efectos de estos riesgos diferencia a los criptoposeedores de éxito de los demás.

Antes de añadir cualquier ficha a su cartera digital, debe tener en cuenta el nivel de riesgo. Esto evita que tu participación caiga, salvándote de posibles grandes pérdidas en caso de un repunte del mercado bajista.

Cashfi (CFI) es uno de los nuevos proyectos de criptomonedas que llegan con fuerza este 2022. Se han mantenido muchas conversaciones sobre el token ERC-20 en los foros de criptomonedas de Reddit y en otros medios de noticias sobre criptomonedas. Esta discusión generalizada atrae más interés en la moneda, con las comunidades de cripto que ahora quieren saber si vale la pena comprar y los riesgos asociados de entrar en el proyecto en su preventa.

Este artículo analiza el nivel de riesgo al que puede enfrentarse si adquiere Cashfi (CFI) y The Sandbox (SAND), otro proyecto al que se le augura un buen rendimiento más allá de 2022.

El cajón de arena (SAND)

El ecosistema Sandbox es una plataforma descentralizada para la creciente comunidad de jugadores. La plataforma basada en blockchain funciona como un mundo virtual en el que los usuarios pueden construir e intercambiar activos digitales como juegos. El Sandbox (SAND) aprovecha una DAO (organizaciones autónomas descentralizadas) y NFTs (tokens no fungibles) para garantizar el buen funcionamiento y el óptimo funcionamiento del ecosistema.

El proyecto pretende integrar por completo y con éxito el concepto de la tecnología blockchain en los juegos convencionales, utilizando un mecanismo P2E (jugar para ganar). La plataforma permite a los jugadores construir y coleccionar activos digitales, aprovechando la tecnología blockchain.

Está construida sobre la blockchain de Ethereum y utiliza el mecanismo de consenso proof-of-stake (PoS). Esto permite varias utilidades y diversidades a la vez que garantiza una seguridad óptima de los fondos apostados y de la plataforma en general.

El token SAND impulsa el ecosistema del Sandbox. Es un token ERC-20 estándar que los titulares pueden apostar para obtener recompensas y derechos de gobierno. SAND ocupa actualmente el puesto 42 en CoinMarketcap con más de 1.200 millones de dólares de capitalización de mercado. El token SAND pasó de su mínimo histórico de 0,02894 dólares a un precio máximo de 8,44 dólares en 2021. Aunque el token ha sufrido un gran descenso de precio, ha mostrado un potencial de movimiento al alza.

La aplicación del metaverso Sandbox (SAND) y su utilidad en la siempre creciente industria de los juegos hacen pensar en una posible gran carrera alcista una vez que haya pasado el criptoinvierno de 2022. Su precio de mercado actual sigue siendo relativamente justo, por lo que es más una compra de riesgo bajo-medio que alto.

CashFi (CFI)

El token CFI es una nueva criptomoneda que actuará como medio de intercambio en el ecosistema CashFi. La red tiene como objetivo proporcionar sin problemas tres servicios: apuesta de liquidez, mercado NFT y comercio de activos sintéticos.

Cashfi pretende resolver los problemas asociados a las apuestas líquidas introduciendo un sistema de intermediación a través de un sistema de representación de tokens ERC-20. Esto permitirá a los usuarios acceder a sus activos digitales y utilizarlos para cualquier necesidad de financiación descentralizada (DEFI).

El mercado de NFT de la red CashFi permitirá a los artistas digitales acuñar NFT a bajo coste en múltiples redes. También les permite construir su mercado descentralizado de NFTs, dándoles un control óptimo sobre el comercio de sus activos.

Comercio de criptomonedas

El servicio de negociación de activos sintéticos permitirá a los usuarios del ecosistema CashFi crear versiones sintéticas de diversos activos digitales y negociarlos en la plataforma. La red interoperable ayudará a los usuarios a comerciar con productos básicos de gran liquidez.

El token Cashfi () se utilizará como tasa para comerciar con NFT y otros productos básicos. Apostar por el token ayudará a los titulares a obtener recompensas y derechos de gobierno en la plataforma gobernada por la DAO. El token Cashfi () cuenta con múltiples utilidades, lo que permite ser optimista en cuanto a la obtención de beneficios si se adquiere. También se vende a un precio bajo actualmente en preventa.

El tiempo de entrada, el precio y la utilidad indican que el token Cashfi es una compra de bajo riesgo. Únase a la preventa y siga otras informaciones sobre el proyecto a través de los siguientes enlaces:-.

Preventa: https://enter.cashfi.app/register

Página web: https://cashfi.app/

Telegrama: https://t.me/CashFi_Token