El popular protocolo DeFi de Aave está elaborando nuevos planes de expansión a medida que su TVL alcanza los 18.000 millones de dólares. El equipo espera explotar la demanda y hacer que DeFi se convierta en la corriente principal mediante el lanzamiento del nuevo y mejorado protocolo V3. Según se informa, el protocolo V3 abordaría algunos de los problemas fundamentales de la red para permitir una conectividad segura entre cadenas.

Aave no es solo la primera, sino que se encuentra fácilmente entre las plataformas DeFi más populares en el espacio de las criptomonedas. El proyecto fue desarrollado por una empresa suiza del mismo nombre en 2017. En apenas unos cinco años, el proyecto cuenta actualmente con 18 mil millones de dólares en valor total bloqueado (TVL). Sorprendentemente, las cifras son casi cien veces mayores de lo que los creadores de Aave anticiparon originalmente.

La plataforma espera seguir con este exitoso impulso ampliando sus operaciones a diferentes redes de blockchain. Sin embargo, la plataforma podría encontrarse con problemas, ya que se diseñó sólo para albergar millones, y el valor actual ya alcanza los miles de millones. Por ello, el equipo ha desarrollado el protocolo V3, que abordaría algunos de los problemas fundamentales encontrados en el actual protocolo V2.

En primer lugar, Aave es una red abierta que permite a los usuarios contribuir al código para mejorar la plataforma libremente. Aunque esto ha contribuido al crecimiento del proyecto, también ha aumentado significativamente los problemas de seguridad. Así que, para resolver estos problemas, el protocolo V3 ofrece límites de suministro para limitar la oferta de activos, límites de préstamo para limitar la cantidad de un activo que se puede pedir prestado, y el aislamiento de los activos que le permite pedir prestado sólo los activos que proporcionó como garantía.

Además de las medidas de mitigación de riesgos, el protocolo V3 también permite a Aave operar desde siete blockchains diferentes, incluyendo Fantom, Arbitrum, Optimism y Harmony. El protocolo V2 actualmente sólo funciona en Ethereum, Avalanche y Polygon. Las actividades de la red Ethereum pueden trasladarse a soluciones de capa 1 o de capa 2 para responder a las preocupaciones de velocidad y rendimiento de usuarios y desarrolladores.

Además, los usuarios de todas estas cadenas podrán votar sobre las decisiones de gobierno de Aave. El director general de Aave, Stanu Kulechov, dijo que este nuevo protocolo se convertirá en el marco subyacente de las operaciones financieras en el futuro, al igual que el IP y el HTTP se han convertido en el back-end de Internet.

Hace poco, Aave lanzó su servicio llamado Aave Arc. La iniciativa se puso en marcha para ayudar a las instituciones financieras a interactuar y comerciar con partes autorizadas, y fue un factor de motivación para que las grandes inversiones entraran en DeFi. A pesar de ser nuevo, el esfuerzo ha recibido 30 millones de dólares de participantes como el Banco SEBA y Fireblocks, una plataforma de custodia, transferencia y liquidación de activos digitales.

Según Kulechov, Aave también podría explorar otras áreas, como la garantía de las NFT. El sistema de gobierno autónomo de Aave aporta actualmente unos ingresos de casi 50 millones de dólares al año.